Los probióticos sirven para adelgazar y perder grasa

Numerosos estudios realizados en universidades internacionales señalan que consumir probióticos sirven para adelgazar y pueden ayudar a y revolucionar los tratamientos para la obesidad.

Los probióticos son unas bacterias microscópicas que comemos y que pueden tener infinidad de propiedades beneficiosas para nuestra salud. El cuerpo humano se compone de más de 100 billones de microorganismos o bacterias amigables en los intestinos que crean nuestra flora intestinal o microbioma intestinal.

El intestino humano, está poblado por trillones de bacterias que tienen una relación simbiótica con su cuerpo, conocida como el bioma intestinal. Estas bacterias, favorecen la descomposición de nuestros alimentos para alimentarnos a nosotros y a ellas mismas.

En nuestro organismo habitan miles de diferentes tipos de bacterias, algunas de ellas son amigables y favorecen la pérdida de peso. Podemos destacar dos grupos principales: los Bacteroidetes y los Firmicutes como aquellas bacterias que pueden incidir a la obesidad y a la dificultad para perder peso.

Las Bacteroidetes son un género bacteriano que se puede encontrar como parte de la flora intestinal normal. Esta es la bacteria que vive en los intestinos y ayuda a la digestión. La bacteria Firmicutes ayuda a su cuerpo a extraer calorías de azúcares complejos y depositar esas calorías en la grasa.

Las personas obesas pueden tener alrededor de un 20 por ciento más de bacterias Firmicutes y casi un 90 por ciento menos de bacterias bacteroides que las personas delgadas. Así que esta es una explicación de cómo la microflora en su intestino puede jugar un papel clave en el control de su peso.

Adelgar con probióticos

Los resultados analizados mediante diferentes investigaciones científicas han llegado a la conclusión de que un intestino sano es esencial para aquellos que buscan perder peso, ya que asocian la composición de la flora intestinal con el desarrollo de obesidad.

En cuanto al metabolismo energético, se plantea que la composición de la flora intestinal en un individuo puede determinar una mayor o menor eficacia en la extracción de la energía de la dieta así como una mayor o menor tendencia a depositar el exceso de energía como tejido adiposo.

Cada persona presenta una microbiota única, compuesta con más o menos bacterias de un tipo o de otro. Estos hacen muchas funciones en nuestro organismo como depurar toxinas de nuestra dieta, sintetizar vitaminas como la K y la B12 y ácido fólico, fermentar sustancias indigeribles, absorber minerales .

Las personas que les cuesta adelgazar deben subir el nivel de bacterias llamadas Prevotella en favor de los Bacteroides.

Relación Probióticos y pérdida de peso

Se han realizado muchos estudios para dilucidar la teoría que señala que se adelgaza mediante la ingesta de probióticos. Uno de los estudios fue escrito por el profesor Angelo Tremblay en el British Journal of Nutrition e implica a los dos grupos esenciales de bacterias sanas presentes en el intestino: los bacteroides y los firmicutes que  como ya hemos visto, son responsables de las fluctuaciones en el peso corporal.

El consumo de probióticos puede reducir el número de calorías que ingerimos en nuestras comidas. Además de alterar las hormonas y proteínas asociadas con el apetito y la grasa almacenada como tejido graso humano (triglicéridos) que pueden reducir la inflamación de bajo grado en las células, lo que repercute hacia la obesidad.

Se necesita profundizar más en el análisis e investigación sobre la influencia que tienen los probióticos para impactar en el balance energético de la flora intestinal y el aumento de peso, y así evaluar su repercusión en el cuerpo humano.

Otro estudio se llevó a cabo en 125 hombres y mujeres con sobrepeso durante un período de 24 semanas. La prueba se planificó para 12 semanas de dieta de pérdida de peso seguidas por otras 12 semanas de una dieta de mantenimiento de peso.

Los probióticos de la familia de los Lactobacillus Rhamnosus se usaron en la mitad de los pacientes evaluados e indicaron que se debían administrar dos píldoras al día.  A la otra mitad se le dio la sustancia inactiva también conocida como placebo.

Los resultados tras 12 semanas señalaron que los sujetos que estaban usando las píldoras probióticas perdieron 4,4 kg en comparación con sólo 2,6 kg para el grupo de medicamentos falsos. Y durante el período de 12 semanas de dieta de mantenimiento, el grupo al que se le suministró probióticos perdió la friolera de 5,2 kilogramos por persona, casi el doble de peso que el grupo al que se le administró sustancias de placebo. Estos resultados pueden justificar el uso efectivo de los probióticos para bajar de peso.

Después de las investigaciones realizadas en distintos grupos de individuos, basándose en hechos, la comunidad de investigadores afirma que la combinación de probióticos con una dieta saludable puede llevar a una pérdida de peso bastante sustancial.

Por otro lado, si además de la de pérdida de peso que provocan el consumo de probióticos, se añaden entrenamientos diarios, seguramente se intensificará, favorecerá y controlará la bajada de peso y en poco tiempo la grasa del vientre disminuirá de manera considerable.

Lactobacillus Gasseri y sus efectos contra la obesidad

Según investigaciones más recientes, tomar un suplemento diario con el probiótico Lactobacillus Gasseri puede ayudar a perder peso a una persona que tiene tendencia a la obesidad.

Las pruebas se realizaron con Lactobacillus, la cepa probiótica clasificada como Firmicutes han confirmado que esta bacteria contiene factores para controlar y disminuir la obesidad. Lo que lo convierten en uno de los probióticos más populares cuando se trata de perder algunos kilos de más y reducir la grasa acumulada en el vientre.

Los resultados de una investigación que se llevó a cabo en Japón en 210 personas que tenían sobrepeso, especialmente grasa alrededor de la zona abdominal del cuerpo, fueron impresionantes.

Los sujetos que consumieron Lactobacillus Gasseri durante 12 semanas completas, dieron como resultado una disminución del peso corporal, pérdida de grasa además de una reducción del tamaño de la cintura y de la cadera. En general, la grasa del vientre se redujo en un 8,5%.

Tan pronto como los participantes dejaron de tomar el probiótico, recuperaron todo lo que habían perdido, añadiendo aún más peso que antes del tratamiento. Por tanto, se puede afirmar que los probióticos nunca tendrán el efecto deseado por sí solos. Es imprescindible combinarlos con una dieta sana y real basada en alimentos y rutinas de ejercicio diarias.

¿Realmente los probióticos sirven para poder adelgazar?

Hemos establecido que los probióticos pueden ser de gran ayuda a la hora de perder peso o tratar de mantener la pérdida de peso. El mercado de los probióticos tiene una amplia gama de cápsulas, líquidos y alimentos para satisfacer mejor las necesidades de nuestro cuerpo.

Las investigaciones señalan que ser capaz de controlar la línea base de su población de microbios intestinales es la clave. Asegurar un equilibrio de una proporción más alta de bacteroidetes en comparación con los firmicutes en su intestino le ayudará a controlar su peso.

Este equilibrio puede lograrse comiendo alimentos ricos en fibra, así como alimentos que contienen probióticos y prebióticos. Otro aspecto a destacar es que los probióticos incluso parecen ser beneficiosos para ayudar a las mujeres a perder peso después del parto cuando se toman desde el primer trimestre hasta la lactancia materna.

Cualquier persona puede elegir cómo prefiere tomarlos, sin embargo, es importante contar con la supervisión de un especialista y tener en cuenta que los suplementos dietéticos probióticos no han demostrado científicamente al 100% su eficacia para tratamientos de pérdida de peso.

Escribe un comentario