Principales beneficios de los probióticos

Según la definición de las Organizaciones Mundiales de la Agricultura y la Salud (FAO y OMS), los probióticos administrados en cantidades adecuadas confieren grandes beneficios para la salud.

En general hay motivos para creer que los probióticos poseen beneficios que actúan favorablemente en el sistema inmunitario principalmente en el tratamiento y prevención de infecciones intestinales como la diarrea asociada a consumo de antibióticos, pediátrica o el colon irritable.

No obstante, también han demostrado ser de gran utilidad en otros aspectos como la intolerancia a la lactosa, bajar el colesterol y bajar la presión arterial, así como en afecciones de otros órganos (alergias, eczema, vaginitis).

Facultativos médicos tienen cada vez más en cuenta los efectos beneficiosos de los alimentos con microorganismos vivos (probióticos) para la salud, principalmente los productos lácteos en los niños y otros grupos de población con alto riesgo.

El consumo de probióticos puede desempeñar un importante papel en las funciones inmunitaria, digestiva y respiratoria y podría contribuir de forma significativa a aliviar las enfermedades infecciosas de los niños.

Cada probiótico tiene unas características especiales que le confieren unas propiedades diferentes. Por este motivo es recomendable un consumo variado de leches fermentadas.

Principales beneficios de consumir probióticos

Originalmente, los probióticos fueron usados para mejorar la salud en animales y en seres humanos a través de una modulación de la microbiota intestinal.

En la actualidad, los ingredientes alimentarios microbianos vivos específicos y sus efectos sobre la salud se estudian tanto en matrices alimentarias como en cepas de cultivos de microorganismos. Los probióticos presentan una serie de efectos beneficiosos sobre la salud, entre los que destaca:

Diarrea asociada a los antibióticos

El uso de los antibióticos tiende a eliminar la microbiota normal, permitiendo que las cepas oportunistas o patógenas crezcan. Esto puede causar diarreas suaves o severas.

El tratamiento con probióticos consiste en la administración de L. rhamnosus y S. boulardii, que reducen el riesgo de la diarrea asociada a los antibióticos.

En estudios futuros se evaluará la dosis óptima y la efectividad de diferentes probióticos naturales.

Diarrea infecciosa

El tratamiento y prevención de la diarrea infecciosa es el más aceptado en cuanto a beneficios para la salud de los probióticos.

El rotavirus es la infección más común, causante de una tasa significante de mortalidad infantil. Hay indicios de que la suplementación de probióticos a los niños interviene tanto en la prevención como en el tratamiento. Especialmente, hay estudios que muestran como L. rhamnosus GG, L. reuteri, L. casei Shirota, y B. animalis Bb12 pueden acortar la duración de la diarrea vírica.

Numerosos estudios han evaluado la eficacia de los probióticos en la prevención de la diarrea en adultos y a pesar de que los resultados han sido ligeramente contradictorios (diferencias de población, tipo de probiótico, dosis aplicadas, etc.), la investigación con diferentes cepas han demostrado una eficacia significante.

Qué beneficios tienen los probióticos

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es una deficiencia genética de la beta-galactosidasa, una enzima que se produce en el intestino delgado, que impide la hidrólisis de la lactosa en monosacáridos de glucosa y galactosa.

Suele ser inofensiva, pero los individuos intolerantes a la lactosa desarrollan diarrea, malestar abdominal y flatulencia tras el consumo de leche o productos lácteos.

Aunque los yogures convencionales se utiliza S. thermophilus y L. delbrueckii ssp. Bulgaricus para hidrolizar la lactosa gracias a su alta actividad beta-galactosidasa, la mejora en el metabolismo de la lactosa de estos yogures se atribuye a los probióticos.

Probióticos y alergia

Hay evidencias recientes que demuestran que la exposición a bacterias en las primeras etapas de vida da protección frente a las alergias, y los probióticos en este caso podrían ser una alternativa más segura para desarrollar el sistema inmunitario.

Parece que los probióticos tienen efecto positivo sobre todo ante alergias a alimentos (reacción adversa contra antígenos de alimentos mediada por el sistema inmunitario que conduce hacia una inflamación secundaria intestinal y otros trastornos) y la dermatitis atópica (trastorno cutáneo prolongado debido a una reacción de la piel).

Más beneficios para la salud de los probióticos

La lista de beneficios para la salud mediados por probióticos no se limita a los mencionados hasta ahora en el artículo. También incluyen una serie de efectos prometedores que aún requieren más evaluaciones para justificar e implementar su tratamiento.

  • Disminución del cáncer: aunque los mecanismos están bajo investigación, hay estudios que demuestran que ciertos Lactobacillus y Bifidobacterium spp. disminuyen los niveles de enzimas carcinógenos producidos por la flora del colon.
  • Prevención de enfermedades coronarias: hay evidencias que sugieren que los alimentos que contienen bacterias probióticas actúan reduciendo los niveles de colesterol sérico y el control de la presión sanguínea.
  • Mejora de la vaginosis bacteriana: las cepas probióticas administradas en productos lácteos han demostrado una mejora probablemente apoyando la microbiota Lactobacillus vaginal normal.
  • Algunas enfermedades inflamatorias intestinales (colitis ulcerosa, reservoritis).
  • Mejora de algunos síntomas del síndrome del intestino irritable.
  • Prevención de la enterocolitis necrotizante en recién nacidos prematuro.

Escribe un comentario