Cómo tomar probióticos de forma más eficaz

Si estás consumiendo probióticos es probable que quieras sacarle el máximo provecho. Al ingerir estas bacterias buenas en tu rutina diaria, le estás añadiendo a tu microbioma intestinal una enorme cantidad de beneficios. Si quieres saber más, te contamos cómo tomar probióticos y obtener mejores resultados.

Por un lado, hay multitud de investigaciones que demuestran que los probióticos funcionan y son efectivos. También conocidos como «bacterias amigables» ayudan a mantener un sistema digestivo saludable, e incluso algunos estudios e investigaciones que sugieren que consumir probióticos pueden mejorar su salud mental.

¿Pero sabes cómo tomar los probióticos correctamente? ¿Los estás almacenando correctamente? Estas bacterias son sensibles y necesitan cuidado y atención especial antes de aportarte los beneficios para mejorar tu salud.

A continuación, te mostramos la mejor forma de consumir probióticos y si estás cometiendo algún error.

Primer consejo. Para saber elegir un buen probiótico, no compres los más baratos. Las marcas con los precios más bajos, ahorran en costes de fabricación añadiendo ingredientes potencialmente dañinos para la salud. La presencia de almidón de maíz, gluten o lecitina de soja no sólo es innecesaria en un probiótico, sino que además puede provocar efectos no deseados como inflamación.

Para estar seguro de que vamos consumir un probiótico adecuado, es importante buscar un equilibrio entre precio y calidad.

Segundo consejo. Guarda los probióticos en un lugar adecuado. Lee la etiqueta del envase para saber cuál es el método adecuado de almacenamiento. Hay probióticos que no necesitan refrigeración, pero sí necesitan un área oscura y seca con una temperatura constante.

También hay cepas de probióticos que, para su preservación, requieren una temperatura baja, por tanto, necesitan guardarse en el refrigerador.

Además, es importante comprobar de la fecha de caducidad y consumirlo antes de que se venza.

Como tomar probióticos con antibióticos

mejor momento tomar probióticos

Tercero consejo. Para sacarle el máximo provecho a los probióticos, es muy recomendable evitar tomar antibióticos y probióticos al mismo tiempo. Los dos son opuestos. Aunque los antibióticos son útiles en tratamientos de infecciones, también pueden eliminar las bacterias buenas en el cuerpo, permitiendo que las bacterias malas prosperen.

Por lo general, un antibiótico se toma cada seis horas. Es aconsejable espera al menos tres horas después de la última dosis antes de tomar suplementos probióticos.

Tomar el probiótico de esta forma va a ser muy eficaz para ayudar al intestino a recuperar las bacterias buenas y reducir los efectos adversos de los antibióticos.

Cuarto consejo. Para saber cuándo es el mejor momento para tomar probióticos, revisa el envase o las instrucciones del producto, ya que hay algunas cepas que necesitan alimentos para evitar que el ácido en el estómago las destruya.

Hay que tener en cuenta para qué estamos tomando probióticos, si para aumentar el número de bacterias buenas en nuestro organismo o bien para restituir las que han sido eliminadas.

Quinto consejo, elige la cepa correcta de microorganismos vivos según tus necesidades. Existen probióticos para ayudar a recuperar el intestino, mejorar la digestión y aliviar la ansiedad.

Para mejorar la salud general, es importante tomar un suplemento probiótico que contenga tanto cepas de Lactobacillus como de Bifidobacteria. De esta forma, vamos a añadir las cantidades necesarias de Lactobacillus en el intestino delgado y las Bifidobacterias en el colon.

Saca el máximo provecho a la ingesta de suplementos probióticos

Sexto consejo. Tenemos que consumir los suplementos probióticos de manera constante. Las bacterias saludables tienen un ciclo de vida más corto que los microbios dañinos, por lo que necesitan un reabastecimiento constante.

Por tanto, la forma más recomendada es tomar el probiótico todos los días, preferiblemente a la misma hora para sacar el máximo provecho del mismo.

Séptimo consejo. Asegúrate de tomar la dosis correcta de probióticos. Aunque no es tan difícil equivocarse en este punto como elegir la cepa equivocada, ingerir la dosis equivocada de bacterias probióticas puede no ser tan beneficioso para la salud. Por lo tanto, vamos a tomar siempre la dosis recomendada por nuestro especialista.

Un modo eficaz de tomar probióticos para las personas que los están tomando por iniciativa propia, es que comprueben que los suplementos que están consumiendo, contienen entre 10 y 25 mil millones de unidades formadoras de colonias (UFC).

Los pacientes con problemas de salud pueden necesitar cerca de 100.000 millones de UFC, dependiendo de sus síntomas que les hayan diagnosticado.

En octavo lugar, tomar probióticos junto con prebióticos. Los prebióticos son alimentos que contienen grandes cantidades de fibra dietética que nutren a los probióticos y les ayudan a aumentar su número. La fibra vegetal como las manzanas, alcachofas, espárragos, plátanos, coles, ajo, jícama, hojas verdes, puerros y cebollas son el mejor alimento prebiótico.

Escribe un comentario