Lactobacillus Gasseri perfecto aliado para definir tu silueta

Durante los últimos años, ha ganado mucha popularidad y aceptación un probiótico conocido como Lactobacillus gasseri. Conocidos como bacterias beneficiosas y/o bacterias buenas, los probióticos los podemos encontrar en nuestro organismo y en algunos alimentos.

El Lactobacillus Gasseri es una cepa del género Lactobacillus, una familia de bacterias que se encuentran en el tracto digestivo y urinario.

Estas bacterias son beneficiosas para nuestra salud ya que eliminan las bacterias dañinas y ayudan a la función inmunológica y digestiva.

Lactobacillus gasseri es sólo una de varias bacterias probióticas, como Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus rhamnosus, Bifidobacterium, Saccharomyces boulardii, Lactobacillus infanti, y Streptococcus thermophilus.

 Beneficios para la salud del Lactobacillus Gasseri

Los probióticos están considerados como microorganismos beneficiosos para la salud digestiva. Además de ayudar a mantener una flora vaginal saludable, también son muy eficaces para adelgazar y perder peso.

Por otra parte, el uso de Lactobacillus gasseri ofrece otros beneficios específicos para la salud, como la prevención de la vaginosis bacteriana y las úlceras pépticas, el control de la colitis ulcerosa, el síndrome del intestino irritable (SII) y el dolor endometrial.

Recientes investigaciones han demostrado que los tratamientos con Lactobacillus gasseri son eficaces para:

Pérdida de peso

Ensayos clínicos y estudios en animales han probado que el Lactobacillus gasseri ayuda a reducir la grasa abdominal y favorece la pérdida de peso.

Una investigación realizada sobre 210 personas con obesidad, se les administró durante 12 semanas a la mitad de los sujetos una leche enriquecida con Lactobacillus Gasseri mientras que a la otra mitad se les administró una leche placebo.

El grupo que había consumido el Lactobacillus Gasseri experimentó una reducción de 8,5% de grasa abdominal en comparación con el grupo de placebo.

Salud Vaginal

Está demostrado que las cepas de Lactobacillus promueven la salud vaginal ya que eliminan las bacterias y hongos dañinos. Sin embargo, es posible que el consumo de probióticos en forma de alimentos o suplementos no sea suficiente para evitar infecciones vaginales más resistentes.

Según un estudio publicado en BMC Infectious Diseases, el Lactobacillus gasseri es mucho más eficaz para reducir la vaginosis bacteriana cuando se toma por supositorio que por vía oral.

Por otro lado, Lactobacillus Gasseri también facilita la disminución del dolor menstrual en mujeres con endometriosis, según un estudio, realizado por el Instituto de Ciencias de la Alimentación de Japón.

En esta investigación, participaron 66 mujeres con endometriosis. A un grupo se les administró una tableta de Lactobacillus gasseri y al otro grupo un placebo.

Las mujeres que recibieron el probiótico señalaron que había sentido un dolor menstrual menos intenso después de 12 semanas.

Enfermedades intestinales

El lactobacillus que se encuentra entre las bacterias probióticas ofrece una atenuación para las enfermedades inflamatorias intestinales (EII) y el síndrome del intestino irritable (SII).

Un estudio publicado en la revista Ulcers concluyó que el Lactobacillus gasseri genera efectos antiinflamatorios en el colon beneficiosos para la reducción del SII y los síntomas de la colitis ulcerosa.

Donde pareció menos efectivo fue en la prevención real de la infección intestinal. Para esto, las cepas probióticas como Lactobacillus rhamnosus y Saccharomyces boulardii son más útiles para reducir la recurrencia de la EII o el SII cuando se usan en combinación con terapias convencionales.

Helicobacter Pylori

Se ha evaluado los efectos que puede tener la ingesta de suplementos probióticos para erradicar el Helicobacter pylori, una bacteria conocida por ser la causa predominante de las úlceras estomacales.

De acuerdo con recientes investigaciones, las tasas de erradicación de Helicobacter pylori es más efectiva en los pacientes a los que se les prescriben de forma conjunta antibióticos y probióticos (incluyendo Lactobacillus gasseri y Lactobacillus acidophilus) que en las que sólo se les suministran antibióticos.

Lactobacillus Gasseri efectos secundarios

Posibles efectos secundarios del Lactobacillus Gasseri

A pesar que el probiótico Lactobacillus gasseri está considerado como uno de los más seguros y con pocos riesgos a corto o largo plazo, en algunos casos, puede desencadenar efectos secundarios como gases e hinchazón.

La mayoría de los efectos secundarios son muy leves y se recuperan a medida que nuestro cuerpo se vaya adapta al suplemento.

Las únicas personas para las que no es recomendable tomar lactobacillus son las que tienen el sistema inmunológico afectado. Pacientes con infección por VIH avanzada, receptores de trasplantes de órganos y otras personas que toman medicamentos inmunosupresores para el cáncer u otras afecciones.

Sin un sistema inmunológico intacto, es posible que las bacterias probióticas puedan desarrollar sobre manera. En casos extraños, los lactobacilos pueden causar una infección en las cámaras del corazón y en las válvulas cardíacas.

Si tienes un sistema inmunitario debilitado o estás tomando medicamentos inmunosupresores como prednisona, metotrexato o sandimmune, es necesario que consulte con su médico antes de tomar un suplemento probiótico.

El uso de Lactobacillus gasseri en niños y durante el embarazo o la lactancia materna es un área poco investigada. Aunque por lo general, es un probiótico que se considera seguro, te recomendamos que hables con tu pediatra o ginecólogo para entender completamente los beneficios y riesgos de tomar probióticos.

Dosis y preparación

Los suplementos de Lactobacillus gasseri se pueden encontrar en numerosas tiendas de alimentación, farmacias, herbolarios y muchas tiendas online.

La potencia de los productos Lactobacillus se refleja por el número de organismos vivos incluidas en las cápsulas o comprimidos.

Cuando se usan para tratamientos de salud digestiva o vaginal, las dosis que contienen de 1 a 10.000 millones de unidades formadoras de colonias por día se consideran seguras.

Cuando se recetan para tratamientos médica más fuertes, se pueden requerir dosis más altas. Por ejemplo, en casos de:

  • Diarrea inducida por antibióticos: 10 a 100 UFC al día en tres o cuatro dosis divididas.
  • Estreñimiento: 200 a 400 UFC al día en tres o cuatro dosis divididas
  • Helicobacter pylori: hasta 15.000 millones de UFC al día junto con una terapia antibiótica triple

¿Realmente necesitas un probiótico?

Si no tienes ningún problema con tu salud digestiva o vaginal, lo más probable es que estés extrayendo todas las bacterias probióticas que necesitas de los alimentos.

El Lactobacillus gasseri también se encuentra en algunos alimentos fermentados como el Puba o el carimã (un alimento básico brasileño).

También puedes aumentar el consumo de Lactobacillus consumiendo alimentos fermentados, como yogur, kéfir, miso, kimchi, tempeh, miso, pepinillos y chucrut.

Incluso si cada vez te resulta difícil ir al baño de manera regular (algo bastante usual a medida que envejecemos), es posible que pueda mantener una regulación intestinal normal consumiendo alimentos probióticos y fibra en lugar de con píldoras.

¿Te ha gustado? ¡Puntúa el artículo! Gracias
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe un comentario